viernes, 25 de marzo de 2011

Obras de teatro adaptadas a Infantil

Muchas veces necesitamos obras de teatro, pero no tienen la cantidad de personajes que necesitamos. Os voy a ir poniendo algunas que he adaptado yo para mi clase (unos 25 alumnos). Espero que os gusten.

EL ÁRBOL MIEDOSO


PRESENTACIÓN

NUBE 1: Buenas noches abuelos y abuelas.
NUBE 3: Hola, papás y mamás.
NUBE 2: Los niños y niñas de 5 años vamos a hacer una obra de teatro.
VIENTO: Se titula “El árbol miedoso”.
SOL: Esperamos que os guste mucho y que nos echéis muchos caramelos.
NUBE 1: Os pedimos mucho silencio.
TODOS: Y apagad los móviles, por favor.

                                               ESCENA I


DUENDECILLO 1: No, por favor, no os asustéis.
DUENDECILLO 2: sabemos que no estáis acostumbrados a ver a unos auténticos duendes.
DUENDECILLO 3: Pues lo somos. Somos auténticos duendes del bosque.
DUENDECILLO 4: Y como a todos vosotros, nos encantan las historias. Y hoy os queremos contar una preciosa.
DUENDECILLO 1: sí, nosotros fuimos testigos de ella, porque nosotros vivimos aquí, en plena naturaleza.
DUENDECILLO 2: Bueno, basta de charla. Será mejor que empecemos ya con la historia, ¿ no creéis? Así que sin más os diré eso de “Érase una vez…” un hombre llamado Juan y su mujer Juana.
DUENDECILLO 3: Un día, Juan compró cuatro árboles para plantarlos en su huerto.
(Entra Juan con los árboles).
JUAN: Hemos comprado estos cuatro árboles y los vamos a plantar y a cuidar muy bien. Queremos que crezcan pronto y nos den buena fruta. (Los coloca delante, frente al público, uno al lado del otro). ¡Ya está!
JUANA: Ahora los regaré y les echaré vitaminas para que crezcan fuertes y sanos.
(Entran unas mariposas volando)
MARIPOSA 1: Oye…¿Y cómo haréis para que crezcan?
JUAN: Los alimentaremos con agua y abono.
MARIPOSA 2: (Entusiasmada)¡Nos gustaría ayudaros!
MARIPOSA 3: Sí, porfa, porfa. Queremos ayudaros.
JUANA: Pues si queréis ayudar, traed la regadera y el abono que vamos a darles un buen desayuno.
(Entre todos riegan y abonan los árboles)
JUAN: Adiós arbolitos.
JUANA: Nos veremos mañana.
(Se van)
DUENDECILLO 4: Mirad, no os perdáis detalle. Tres mariquitas curiosas quieren conocer a sus nuevos vecinos.
(Entran las tres mariquitas y se ponen a dar vueltas alrededor de los árboles)
MARIQUITA 1: ¡Uy! ¡Qué árboles más chulos!
MARIQUITA 2: ¿Qué clase de árboles sois?
ÁRBOL 1: Yo soy un melocotonero (Hace una reverencia). Daré buenos melocotones si Juan y Juana me cuidan.
ÁRBOL 2: Yo soy un manzano. (Hace una reverencia). Daré buenas manzanas si Juan y Juana me cuidan.
ÁRBOL 3: Yo soy un limonero (Hace una reverencia). Daré buenos limones si Juan y Juana me cuidan.
(El árbol 4 no habla. Las mariquitas le dan golpecitos en el tronco).
MARIQUITA 3: ¡Eh! ¿Y tú? ¿Estás dormido?
MARIQUITA 1: ¿Te comió un gusano la lengua?
ÁRBOL 4: (Con la cabeza baja y temblando). ¡Ay! No me gritéis que me dais miedo.
MARIQUITA 2: Sólo queremos saber qué tipo de árbol eres.
ÁRBOL 4: (tapándose la cara avergonzado). Creo que soy un peral. (las mariquitas se acercan para verlo mejor). ¡No me miréis así, que me asusto!
MARIQUITA 3: (Burlándose). ¡Ay, por Dios, qué árbol más delicado!
(Las mariquitas se encogen de hombros y se van. Suena música alegre y se bajan un poco las luces)
                                              

ESCENA II

(Los cuatro árboles siguen arrodillados en el escenario)

DUENDECILLO 1: Y bien, amigos. De nuevo estamos con vosotros.
DUENDECILLO 2: Continuaremos con la historia.
DUENDECILLO 3: Pasaban los días y Juan y Juana cuidaban de sus árboles con mucho cariño.
DUENDECILLO 4: Así que pronto empezaron a crecer.
(Los árboles 1, 2 y 3 se ponen de pie y estiran los brazos).
ÁRBOL 1: ¡Qué bien nos cuidan Juan y Juana!
(Entran las mariposas revoloteando y se acercan al público).
MARIPOSA 1: Ha sido gracias a nosotras.
MARIPOSA 2: Sí, hemos ayudado mucho a cuidarlos.
MARIPOSA 3: Les hemos regado con mucho cariño.
(Se van las mariposas).
ÁRBOL 2: Por eso hemos crecido y pronto daremos fruta.
(El árbol 4 suspira y no se levanta).
ÁRBOL 3: ¡Eh, peral! Y tú, ¿por qué no creces?
ÁRBOL 4: Porque no quiero. Me da miedo crecer y echar fruta. Juan me arrancará la fruta y me hará daño. ¡¡¡Buaaaa, buaaaa!
ÁRBOL 1: Eso es una tontería. Florecer y dar fruta es muy importante; y no duele.
ÁRBOL 4: (Gimiendo y temblando). Es que también me da miedo crecer y que el viento me tire o me rompa las ramas. Prefiero estar así, bien pegadito al suelo. ¡Ay! ¡Qué desgraciado soy!
DUENDECILLO 1: ¡Cómo estaban las cosas! El melocotonero, el manzano y el limonero trataron de consolar al peral juntando sus ramas con él.
DUENDECILLO 2: Pero éste creyó que lo iban a atacar y se encogió más todavía.
DUENDECILLO 3: ¡No tenía remedio!
DUENDECILLO 4: A  media mañana, aparecieron por allí unos caracoles y unos pájaros.
(Entran unos caracoles y unos pájaros).
PÁJARO: Como os iba diciendo, caracoles, estamos buscando un árbol para hacer nuestro nido.
PÁJARA: Sí, pronto necesitaré un sitio para poner los huevos.
(Se acercan a los árboles y los examinan. Los árboles 1, 2 y 3 saludan con la mano. Se acercan al árbol 4).
ÁRBOL 4: (Temblando). A mí no me miréis. ¡Fuera, fuera de aquí! ¿Veis? Si yo fuera grande, estos pájaros harían su nido en mí y me clavarían sus uñas. Eso también me da miedo.
CARACOL 1: ¡Vaya! ¡Qué árbol más asustón!
CARACOL 2: Yo no tengo patas. ¿Me dejas que me suba para comer un poco entre tus ramitas?
ÁRBOL 4: (Horrorizado y llorando de nuevo). ¡Ay! ¡No, no! Si te subes me llenarás de babas y me dejarás pegajoso. Luego vendrán insectos y se me quedarán pegados. ¡Todos los animales me dan miedo! ¡¡Buaaaa…!!!!
CARACOL 3: ¡Ay, qué horror! ¡Vaya gritos! ¡Vámonos de aquí!
(Los caracoles y los pájaros se tapan los oídos y se van).
ÁRBOL 1: Esto no puede ser. Siempre estás temblando.
ÁRBOL 2: Pareces un flan en vez de un árbol.
ÁRBOL 3: Y, además, si no creces, Juan y Juana creerán que estás enfermo.
DUENDECILLO 1: Era verdad. Juan no sabía lo que le pasaba a su árbol.
DUENDECILLO 2: Lo regaba, le echaba abono, lo fumigaba, lo cavaba…
DUENDECILLO 3: …pero el árbol no crecía ni un centímetro.
DUENDECILLO 4: Juan y Juana se empezaron a preocupar.
(Entran Juan y Juana)
JUAN: (Preocupado). Creo que este árbol está enfermo. Lo mejor será que mañana traiga un hacha y lo corte.
JUANA: Plantaremos un naranjo en su lugar.
(Entran las mariposas revoloteando).
MARIPOSA 1: ¡¡Tenemos una idea mejor!!
MARIPOSA 2: ¡¡Sí, sí, tenemos una idea mejor!!
JUAN Y JUANA: ¿Cúal?
MARIPOSA 3: ¡Dale un bocadillo de jamón!
(Juan y Juana persiguen a las mariposas, saliendo del escenario. La luz se queda más tenue. Se oye música).

                                              

ESCENA III

(Los árboles 1, 2 y 3 en pie, hacen gestos de alarma. El árbol 4 arrodillado, tiembla).
ÁRBOL 4: ¡¡¡Buaaa!!! No quiero que me corten. ¡Tengo miedo!
ÁRBOL 1: ¿Lo ves?
ÁRBOL 2: Te lo estaba diciendo.
ÁRBOL 4: ¡Ayudadme, por favor!
ÁRBOL 3: Llamemos a los animales. Ellos nos ayudarán.
LOS 4 ÁRBOLES: ¡Mariposas! ¡Mariquitas! ¡Pájaros! ¡Caracoles!
(Entran todos y rodean a los árboles).
ÁRBOL 1: Tenemos que ayudar al peral. Si no lo hacemos, mañana Juan y Juana lo cortarán. ¡No dejarán ni las raíces!
ÁRBOL 4: ¡Ayyyy!
ANIMALES: ¡Zambomba!!
ÁRBOL 2: ¡Pensemos!
(Todos en actitud pensativa).
MARIPOSA 1: ¡Tengo una idea! Nosotras podemos volar hasta el cielo.
MARIPOSA 2: Traermos a las nubes cargadas de lluvia de primavera.
MARIPOSA 3: Sí, así lo regarán con su lluvia fresca.
(Salen las mariposas).
PÁJARO: Nosotros volaremos hasta el sol y le pediremos rayos mágicos.
PÁJARA: Sí, así darán calorcito a nuestro amiguito.
(Se van los pájaros).
MARIQUITAS: Nosotras buscaremos al viento suave.
(Se van las mariquitas).
CARACOL 1: Y nosotros, ¿qué podemos hacer?
CARACOL 2: Pues, pues… podemos cantarle una canción quitamiedos.
CARACOL 3: Vale. Vamos a buscar nuestras guitarras.
(Salen los caracoles).
DUENDECILLO 1: El arbolito estaba asombrado.
DUENDECILLO 2: Todos querían ayudarle a pesar de lo antipático que había sido con ellos.
DUENDECILLO 3: Enseguida empezaron a llegar todos los animales.
DUENDECILLO 4: Venían con la ayuda que habían ido a buscar.
(Entran las mariposas dando la mano a las nubes.)
MARIPOSA 1: Nubes, regad este árbol.
NUBES: Con agua de lluvia, yo te regaré, para que muy pronto tú puedas crecer. (Recitado de “Detrás de una nuve…”).
NUBE 1: Te regalo esta lluvia especial.
NUBE 2: Hará que crezcas mucho.
NUBES: Lluvia, lluvia, a la rica lluvia.
(Las nubes derraman confeti sobre el árbol).
TODOS: ¡Gracias, nubes!
(Entran los pájaros trayendo al sol de la mano).
PÁJARO: Sol, derrama tus rayos mágicos sobre este árbol.
PÁJARA: Dale mucho calorcito.
TODOS: (Cantando) Sal solecito, caliéntale un poquito, para hoy y mañana, para toda la semana.
SOL: (Cantando) Yo soy solecito, te caliento un poquito, para hoy y mañana, para toda la semana.
 Te doy mis rayos para que seas muy fuerte y frondoso. (El sol le lanza tiras de espumillón dorado).
TODOS: ¡Gracias, sol!
(Entran las mariquitas con el viento).
MARIQUITA 1: Viento, sopla suavemente sobre este árbol.
TODOS: El viento suave sopla y soplará, para que este árbol crezca sin parar.
VIENTO: (Cantando) Yo te soplo suave, yo te soplaré, para que las flores puedan ya crecer.
Te regalo mi aliento para que florezcas rápidamente. (El viento sopla usando un cucurucho).
TODOS: ¡Gracias, viento!
DUENDECILLO 1: Pero todo fue inútil. Ni el viento, ni la lluvia, ni el sol, consiguieron que el pequeño peral creciera.
(Todos contemplan al árbol con tristeza. Entran los caracoles. Uno con la guitarra).
CARACOL 1: ¡Claro! Faltamos nosotros con nuestra canción quitamiedos.
            No llores, árbol.
            No sufras más.
            Que tus amigos
            Te cuidarán.
            Si tienes miedo
            Y temblando estás,
            Mira a tu lado
            Y nos verás.
TODOS: (Todos lo rodean cogidos de la mano. Vuelven a cantar la canción). No llores árbol… (El árbol se pone en pie y extiende los brazos. De los brazos cuelgan varias peras).
ÁRBOL 4: ¡¡Yupi!! Ya soy tan mayor como vosotros y no tengo pizca de miedo. ¡¡Muchas gracias, amiguitos!!
DUENDECILLO 2: A la mañana siguiente aparecieron Juan y Juana con el hacha, dispuestos a cortar el arbolito.
(Entran Juan y Juana. Miran a un lado y a otro; se rascan la cabeza y dan vueltas alrededor de los árboles).
JUAN: (Extrañado) Pero… ¿Dónde está el arbolito enfermo? ¿Quién se lo ha llevado?
JUANA: ¡Esto es cosa de magia!
(Los animales y los árboles se ríen).
MARIPOSA 1: No es magia, Juana.
MARIPOSA 2: El arbolillo ha crecido ayudado por todos nosotros.
NUBE 1: Sí, sus amigos nos han llamado.
NUBE 2: Hemos venido enseguida.
NUBE 3: Y le hemos ayudado.
SOL: Lo hemos pasado muy bien ayudando al arbolito.
JUAN: Esto es genial. ¿Cómo podemos daros las gracias?
VIENTO: ¿Qué tal si hacemos una fiesta?
TODOS: Sííííí…. ¡Una fiesta!
DUENDECILLO 3: ¡Y colorín, colorado…
DUENDECILLO 4: …este teatrillo se ha acabado!
(Todos saludan haciendo una reverencia).



MATERIALES:

-          3 Regaderas.
-          2 sacos de abono.
-          Hacha.
-          Espumillón.
-          Confeti.
-          Nube-bolsa para el confeti.
-          Guitarras pequeñas.
-          Gorros flamencos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

¡Me encanta mi trabajo! ¡Disfruto mucho con mis peques de Infantil!