martes, 31 de mayo de 2016

DRAGÓN CHINO CASERO

Hace tiempo fabriqué un dragón chino para un juego nocturno de una acampada. Les gustó mucho y dio mucho juego.
Pues, ya que estamos en China, me he puesto a hacer otro y, la verdad, éste me ha quedado mucho mejor.
Os voy a explicar cómo lo he hecho, aunque he ido improvisando sobre la marcha.

MATERIALES:
- Caja de cartón.
- Tela de rasete con espuma.
- Tela larga de colores vivos.
- Pistola de silicona.

 Lo primero es forrar la caja. Hay un lado que no lo tapo del todo porque es por el que miraremos, para no chocarnos.



 Cojo un rectángulo de la tela con espuma y la doblo. Será para hacer el morro del dragón.


 Le doblo las puntas para que tenga algo de forma.
Algunas cosas las he pegado con cinta adhesiva de doble cara. Es para ir sujetando antes de pegar con silicona.
 Hago lo mismo en los dos extremos.
Con los retales, hago puntas como si fuesen escamas de la piel del dragón.
Hago unas dobles para pegarlas en la cabeza.


 Doblo el rectángulo para conseguir la forma de la boca. El de arriba lo pego un poco más metido para que se quede menos plano.
Con retales, le hago unos colmillos.


 Con un trozo de tela por detrás le hago los ojos.
A los lados de la cabeza voy añadiendo triángulos a modo de escamas.




 Esto va tomando forma. Ya se va pareciendo a un dragón.


Voy pegando la tela larga de
vivos colores alrededor
de la caja por dentro.
¡¡Genial!!
¡Qué largo!


Ya está la cara terminada.
Un poco de flequillo, unos
ojos amarillos...


 
Estoy deseando que lo vean mis niños. Seguro que se lo pasan genial jugando con él.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Mi foto

¡Me encanta mi trabajo! ¡Disfruto mucho con mis peques de Infantil!